Mi cocina sana SIN gluten

recetas fáciles, sanas y deliciosas


Deja un comentario

Magdalenas con melocotón en almíbar (sin gluten)

Me encantan los melocotones en almíbar. Y como me quedaba uno del aperitivo con aguacate y atún, ¿qué mejor que utilizarlo para… unas magdalenas?

Usé unos moldes de silicona pequeños que son estupendos y salieron 12 madalenas que, recién horneadas, sorprenden por lo esponjosas, ligeras y jugosas. La cucharada de almíbar junto a la miel, son una combinación estupenda.

Al empezar a hacer las fotos, el número de magdalenas ya había disminuido.
marco_Magdalenas melocoton almibar-plato 5
Y casi sin darme cuenta, ya solo quedaban 2. 🙂
marco-Magdalenas melocoton almibar-plato 2-2
El melocotón nos proporciona agua y azúcares digeribles, aunque menos que muchas otras frutas. Además nos aporta fibra y también micronutrientes, como el potasio y los carotenoides, unos compuestos con efectos positivos sobre la piel.

Ingredientes (6 grandes ó 12 pequeñas):
1 huevo
1 cucharada de miel
25 gramos de azúcar moreno de cana
45 gramos de aceite de girasol
110 gramos de harina Mix Dolci de Schär
5 gramos de levadura en polvo (yo sobre doble gasificante Mercadona)
1/2 yogur natural (no azucarado)
5 cucharadas del almíbar de los melocotones
1 melocotón grande

Utensilios:
1 bol mezclador
espátula
moldes de magdalenas (yo de silicona)

Preparación:
Precalentar el horno a 200°C.
Trocear el melocotón y reservar.
Batir los huevos con el azúcar moreno y la miel.
Agregar el aceite y el yogur y volvemos a batir.
Añadir la harina con la levadura (o el gasificante) y mezclar hasta que esté todo bien incorporado.
Añadir el melocotón y mezclar, añadiendo tres cucharadas del almíbar.
Repartir en los moldes y hornear unos 25 minutos (pinchar en el centro para comprobar que están bien hechos).
Sacar los moldes del horno y dejar enfriar.
Cuando ya estén frías, desmoldar y guardar en una caja hermética

Alergenos:
huevo
lactosa (el yogur se puede sustituir por yogur de soja)

Me inspiré en… Más que tartas

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Crumble con manzana y pera (sin gluten, sin lactosa)

Crumble, un nombre “sofisticado” para algo muy sencillo. Y es que significa “miga”, que describe exactamente la estructura que tiene la masa de esta tarta. Es tan sencilla que, al leer la receta, pensaréis: “Noooo, no puede ser.”, lo mismo que dije yo a mi marido, que fue quien la eligió.

¡Pues sí! Y al servirla, ni siquiera hay que cortar un trozo perfecto y ponerlo sobre el plato con cuidado para que no se rompa. Simplemente se sirve una porción con una cuchara o espátula en el plato. Un secreto: si lo coméis tibio, con un poco de azúcar glas por encima, todavía está más rico. 😉

Marco-Crumble manzana pera con firma
Según los ingleses, “Una manzana al día mantiene alejado al médico”. Y se suele decir que: “Cada día, una manzana y tendrás una vida sana”.

Una verdad de las buenas, ya que las manzanas son muy beneficiosas para la salud:
– Ayudan a reducir el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
– Ayudan a combatir el estreñimiento y la diarrea.
– Eliminan las toxinas, ya que estimulan los riñones y el hígado.

Ingredientes (2-4 personas):
1 manzana grande (unos 250 gramos, yo variedad Wellant)
1 pera (unos 125 gramos)
75 gramos de azúcar moreno de caña
50-75 gramos de mantequilla (según el tipo de harina que uses)
25 gramos de avellanas picadas
100 gramos de harina sin gluten Mix C de Schär
½ cucharadita de bicarbonato de soda (2,5 gramos)
1 cucharadita de canela

Utensilios:
bol mezclador
moldes de horno

Preparación:
Precalentar el horno a 200ºC.
Lavar bien la manzana y la pera y luego cortar a tiras finas (sin pelar).
Forrar el molde del horno con papel y untar con mantequilla.
Repartir la manzana y la pera picadas en el molde, mezclar con los 25 gramos de azúcar restantes, la canela y las avellanas picadas.
Poner la harina en un bol, añadir 50 gramos de azúcar y el bicarbonato de soda.
Añadir la mantequilla cortada a dados y mezclar frotando con los dedos hasta formar como unas migas.
Repartir las migas en el molde encima de la fruta y presionar ligeramente hasta cubrirlo todo.
Hornear unos 30 minutos hasta que el crumble quede dorado y crujiente.
Sacar del horno y dejar enfriar ligeramente.

Marco-Crumble manzana pera_molde con firma

Alergenos:
mantequilla
avellanas

Me inspiré en… la Appeltaart (basis) de http://www.streekmolen.nl

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Magdalenas con pera caramelizada (sin gluten)

El punto de partida de esta receta se basa en lo que yo llamo ”la filosofía ideal del celíaco”: cualquier receta se puede adaptar para que sea sin gluten. Por eso, cuando aparece indicado “No apta para celíacos”, empieza el reto para convertirla en “Apta (y deliciosa) para celíacos. De momento, me propongo retos facilitos. Más adelante, ya llegarán los difíciles. 🙂

Cualquier momento es perfecto para disfrutar de unas magdalenas, así que aquí tenéis estas con peras caramelizadas. Y aunque como de costumbre, he reducido la cantidad de azúcar original a la mitad, quedan igual de ricas y jugosas y reducimos calorías. Seguro que os pasa como a mí, que nada más añadir la mantequilla a las peras troceadas y ver cómo empieza a calentarse y derretirse, ¡apenas podréis esperar a tenerlas listas! Con un poco de mantequilla, se consiguen maravillas.
Marco-Magdalenas caramelizada primer plano-Cris
Las peras son un buen alimento para los diabéticos, ya que ayudan controlar de azúcar en la sangre. Si las consumimos de manera habitual, podemos mantener estables los niveles de colesterol. Y si queremos perder peso y las comemos entre horas, su contenido en fibra nos saciará y limpiará nuestro organismo.

Ingredientes (entre 16 y 20 unidades):
2-3 peras
1 cucharada sopera de miel
Un poco de mantequilla
60 gramos de azúcar moreno de caña
3 huevos
250 ml de leche
sal
50 ml de aceite de girasol
250 gramos de harina sin gluten Mix C de Schär
½ sobre de levadura en polvo sin gluten

Utensilios:
Batidora
Bandeja para madalenas
Moldes de papel

Preparación:
Precalentar el horno a 1800C.
Pelar, quitar el corazón y cortar las peras a dados.
Ponerlas en una sartén con un poco de mantequilla y, al cabo de 5 minutos, añadir la miel. Cocer unos minutos, dejar enfriar y reservar.
Batir los huevos con el azúcar y un poco de sal unos 15 minutos hasta obtener una masa blanquecina.
Añadir la leche, mezclar, y luego el aceite y seguir mezclando.
Finalmente sumar la harina y la levadura tamizadas y remover hasta obtener una masa homogénea.
Verter las peras caramelizadas y mezclar de nuevo.
Forrar una bandeja para madalenas con los moldes de papel individuales y untarlos con un poco de aceite de girasol.
Llenar los moldes 2/3 partes y hornear durante 13-15 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Alergenos:
huevos
leche

Me inspiré en… el blog de Dolors Mateu

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Quinoa con canela y miel (sin gluten)

Esta mañana me apetecía un desayuno diferente, ligero que me diera energía. Así que me he preparado un cuenco de quinoa con canela y nueces, riquísimo. Sorprende que, después de cocerla, quede tan crujiente y sabrosa.

Se suele decir que la quinoa es un cereal, pero es un pseudocereal (una planta que produce semillas de un valor nutritivo y un uso similar al de los cereales comunes).
Es de fácil digestión, tiene un alto contenido en proteínas (más que el maíz), es rica en aminoácidos (lisina, importante para el correcto desarrollo cerebral), arginina e histidina, básicos para el crecimiento durante la infancia, su índice glucémico es muy bajo, no aumenta los niveles de azúcar en sangre después de tomarla (muy apropiada para diabéticos en cantidades moderadas), … ¡y la lista sigue!

Para el desayuno o como tentempié ligero
marco-Quinoa con canela
Ingredientes:
40 gramos de quinoa blanca (o negra, roja)
60 ml de agua
1 ramita de canela
100 ml de leche (aprox.)
1 cucharada de miel
20 gramos de nueces partidas

marco-Quinoa con canela_ingredientes
Utensilios:
cazo
colador

Preparación:
Lavar la quinoa en un bol con agua, frotando los granos y luego colarla. Repetir varias veces hasta que el agua salga clara.
Colar en un colador grande de malla fina.
Echar la quinoa y la ramita de canela y el agua en un cazo mediano, y llevar a ebullición. Bajar a fuego lento, tapar y cocer hasta que la quina haya absorbido toda el agua y esté tierna, unos 20 minutos.
Retirar el caso del fuego y dejar reposar la quinoa, tapada, unos 5 minutos. Remover con un tenedor y mantener caliente. Quitar la ramita de canela.
Echar la quinoa en un cuenco, las nueces partidas por encima, endulzar con el sirope de agave y añadir la leche.

Notas:
La quinoa permanece caliente unos 15-20 minutos si la dejáis tapada en el cazo sobre el fuego (pero apagado).
Incluso si el envase de quinoa dice que está prelavada, es recomendable lavarla siempre.
Las ramitas de canela se pueden lavar, secar y volver a utilizar.
En lugar de nueces, podéis utilizar almendras tostadas, nueces pecanas…
Podéis sustituir la miel por sirope de agave.

Me inspiré en… epicurious.com

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Banana Bread – Pan de plátano (sin gluten)

marco_Banana bread_entero_
La semana pasada fui a cenar a casa de nuestros amigos David y Kelly que, además de ser unos foodies apasionados por la comida sana, están acostumbrados a cocinar sin azúcar, sin lactosa y sin gluten para su hija pequeña. Pues bien, me dijeron que habían adaptado una receta de Banana Bread con harina sin gluten, especialmente para mí. Lo curioso es que yo nunca había comido pan de plátano, y cuando lo probé, ¡me encantó! Y enseguida les pedí la receta.

Es una receta súper fácil, podéis adaptarla con vuestros frutos secos preferidos y el tipo de harina sin gluten que os guste más. Si utilizáis harina de arroz, mejor mezclarla con otra harina con más fuerza, como de maíz, etc.

Es delicioso con una taza de té, como tentempié en la escuela o en el trabajo. Y si lo cortáis a rebanadas, se puede congelar y descongelar fácilmente.

¡Para chuparse los dedos!

Ingredientes:
3 plátanos grandes maduros
50 gramos de nueces*
50 gramos de muesli
50 gramos de miel**
30 gramos de arándanos secos***
30 gramos de semillas de calabaza (opcional)
2 huevos
150 ml de yogur desnatado****
100 gramos de harina de alforjón (o trigo sarraceno)
2 cucharaditas de levadura en polvo
una pizca de sal

Preparación:
Precalentar el horno a 180º C grados.
Machacar los plátanos con un tenedor.
Mezclar en un bol los plátanos, las nueces, el muesli, los arándanos secos, las semillas de calabaza, la miel, los huevos batidos, el yogur y, si se quiere, la fruta seca.
En otro bol, mezclar la harina, la levadura y la sal e incorporar a la mezcla con los plátanos.
Engrasar con mantequilla el molde para horno. Si no es de silicona, conviene forrarlo con papel para horno.
Verte todo en el molde y aplanar.
Hornear durante 30-40 minutos. Si es necesario, cubrir con papel de aluminio para evitar que se dore demasiado la parte de arriba.

Notas:
*O bien nueces pecanas, nueces de macadamia, almendras, etc.
**O azúcar moreno, sirope de agave u otro tipo de endulzante natural.
***O pasas, copos de coco…
**** O requesón o cuajada.
Si os gusta, podéis reservar unas cuantas nueces para decorar la parte de arriba del pan antes de meterlo en el horno.

Alergenos:
frutos de cáscara
lactosa
huevo

Me inspiré en… Het hardloperskookboek.

Follow my blog with Bloglovin