Mi cocina sana SIN gluten

recetas fáciles, sanas y deliciosas


Deja un comentario

Magdalenas con melocotón en almíbar (sin gluten)

Me encantan los melocotones en almíbar. Y como me quedaba uno del aperitivo con aguacate y atún, ¿qué mejor que utilizarlo para… unas magdalenas?

Usé unos moldes de silicona pequeños que son estupendos y salieron 12 madalenas que, recién horneadas, sorprenden por lo esponjosas, ligeras y jugosas. La cucharada de almíbar junto a la miel, son una combinación estupenda.

Al empezar a hacer las fotos, el número de magdalenas ya había disminuido.
marco_Magdalenas melocoton almibar-plato 5
Y casi sin darme cuenta, ya solo quedaban 2. 🙂
marco-Magdalenas melocoton almibar-plato 2-2
El melocotón nos proporciona agua y azúcares digeribles, aunque menos que muchas otras frutas. Además nos aporta fibra y también micronutrientes, como el potasio y los carotenoides, unos compuestos con efectos positivos sobre la piel.

Ingredientes (6 grandes ó 12 pequeñas):
1 huevo
1 cucharada de miel
25 gramos de azúcar moreno de cana
45 gramos de aceite de girasol
110 gramos de harina Mix Dolci de Schär
5 gramos de levadura en polvo (yo sobre doble gasificante Mercadona)
1/2 yogur natural (no azucarado)
5 cucharadas del almíbar de los melocotones
1 melocotón grande

Utensilios:
1 bol mezclador
espátula
moldes de magdalenas (yo de silicona)

Preparación:
Precalentar el horno a 200°C.
Trocear el melocotón y reservar.
Batir los huevos con el azúcar moreno y la miel.
Agregar el aceite y el yogur y volvemos a batir.
Añadir la harina con la levadura (o el gasificante) y mezclar hasta que esté todo bien incorporado.
Añadir el melocotón y mezclar, añadiendo tres cucharadas del almíbar.
Repartir en los moldes y hornear unos 25 minutos (pinchar en el centro para comprobar que están bien hechos).
Sacar los moldes del horno y dejar enfriar.
Cuando ya estén frías, desmoldar y guardar en una caja hermética

Alergenos:
huevo
lactosa (el yogur se puede sustituir por yogur de soja)

Me inspiré en… Más que tartas

Sigue mi blog en Bloglovin

Anuncios


Deja un comentario

Aperitivo de atún, aguacate y melocotón (sin gluten)

Hay alimentos que me producen una sensación de felicidad inmediata. Uno de ellos es el aguacate.

Y con ingredientes tan habituales como el atún en conserva y el melocotón en almíbar se prepara un aperitivo muy ligero, con tres capas de sabores muy distintos que se complementan muy bien entre sí.

Os recomiendo que no lo mezcléis antes de comer, si no que vayáis comiéndolo a cucharadas para disfrutar de los tres ingredientes por separado.

¡Será una pequeña explosión de sabores!
marco-Aperitivo atun aguacate melocoton

Son muchísimas las propiedades nutricionales del aguacate:

  • Es rico en ácido oleico, que ayuda a controlar de manera adecuada nuestros niveles de colesterol.
  • Es muy rico en fibra, por lo nos sacia enseguida y ayudar a evitar el estreñimiento.
  • Ayuda a controlar los niveles de glucosa (azúcar) en sangre.
  • Es rico en ácido fólico (imprescindible en el embarazo)
  • Contiene mucha vitamina C (un gran antioxidante)
  • Tiene mucha vitamina D (fundamental para la salud de los huesos)
  • Y es muy rico en vitamina E (otro gran antioxidante imprescindible para el organismo, sobre todo a nivel neurológico)

Ingredientes (para 6 vasos):

para la capa de atún
200 gramos de atún en aceite (yo de girasol)
1 huevo duro (solo usaremos la yema)
1 cucharada de queso cremoso

para la capa de aguacate
1/4 de cebolleta
1 aguacate
1 cucharada de aceite
sal y pimienta negra

para la capa de melocotón
5 mitades de melocotón en almíbar

Utensilios:
6 vasos
3 cucharas o 3 mangas pasteleras

Preparación:
Escurrir el aceite del atún, triturarlo junto a la yema de huevo y la cucharada de queso cremoso y reservar.
Pelar el aguacate, sacarle el hueso; triturarlo con la cebolla y un chorrito de aceite. Salpimentar.
Escurrir las mitades de melocotón (deben quedar sin almíbar) y triturar.
Para llenar los vasos, se puede usar una manga pastelera o simplemente dos cucharas. Empezar con la crema de atún, en el fondo de cada vaso.
En el medio, la de aguacate y, por último, el melocotón.

Alergenos:
huevo y lactosa

Alérgicos a la lactosa: podéis sustituir el queso cremoso por queso de cabra u oveja

Notas:
En la receta de original, se añade un trozo de salmón ahumado en una brocheta como toque final. Se cortan tiras de salmón, se doblan y se pinchan con un palillo. Se pone una en cada vaso.

Me inspiré en… la Cuina de la Mare. ¡Gracias Conxita!

Sigue mi blog con Bloglovin


Deja un comentario

Sopa de coliflor asada con puerro (sin gluten, sin huevo)

Con el otoño llega la coliflor. La había comido asada en el horno con bechamel y queso por encima. Pero buscando recetas de otoño, encontré esta de sopa y me gustó. Se empieza cortándola a rodajas, se mete en el horno y… al cabo de unos 30 minutos, ya está lista, humeante, para entrar en calor.

La coliflor es una verdura baja en grasa y en calorías y alta en fibra y nutrientes. Es rica en vitamina C (acción antioxidante), beneficiosa para la vista, piel, oído y aparato respiratorio. También puede ayudar reducir los síntomas del resfriado y a combatir enfermedades como el estreñimiento y el hipertiroidismo. Se recomienda durante la menopausia ya que la vitamina C ayuda a reducir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

Tiene un alto contenido en vitamina K, que estimula la correcta coagulación de la sangre y es beneficiosa para el metabolismo de los huesos.
marco-Sopa de coliflor_plato
Ingredientes:
1 coliflor entera, a rodajas, incluido el centro
3 cucharadas de mantequilla sin sal
1 cucharada de aceite de oliva virgen
½ cebolla amarilla, a dados
1 puerro, a dados
½ cucharadita de ajo, picado
2 ramitas de apio, a dados
1 cucharadita de sal
1 taza de caldo de pollo
2-3 tazas de agua
1 cucharadita de queso parmesano
2 cucharaditas de crema de leche
marco-Sopa de coliflor_horno
Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Colocar las rodajas de coliflor en una bandeja de horno forrada con papel y asar hasta que queden tiernas, entre 20-25 minutos, dependiendo del grosor.
Calentar la mantequilla y el aceite en una cazuela grande.
Dorar la cebolla, el puerro, el ajo y el apio hasta que quede todo tierno y aromático y añadir la sal.
Añadir la col asada y remover bien hasta que quede cubierta con la mezcla de cebollas. Cocer otros 2 minutos.
Verter el caldo y el agua. Llevar a ebullición y cocer a fuego lento entre 5-10 minutos.
Triturar hasta que quede una sopa suave.
Verter de nuevo en la cazuela y cocer unos minutos a fuego lento.
Añadir el queso parmesano y la crema de leche.
Lista para servir.

Alergenos:
lactosa
apio

Utensilios:
bandeja de horno
papel de horno
cazuela
batidora

Notas:
Si os gusta la sopa de consistencia más fina, la podéis pasar colador.

Me inspiré en… FOOD 52.

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Banana Bread – Pan de plátano (sin gluten)

marco_Banana bread_entero_
La semana pasada fui a cenar a casa de nuestros amigos David y Kelly que, además de ser unos foodies apasionados por la comida sana, están acostumbrados a cocinar sin azúcar, sin lactosa y sin gluten para su hija pequeña. Pues bien, me dijeron que habían adaptado una receta de Banana Bread con harina sin gluten, especialmente para mí. Lo curioso es que yo nunca había comido pan de plátano, y cuando lo probé, ¡me encantó! Y enseguida les pedí la receta.

Es una receta súper fácil, podéis adaptarla con vuestros frutos secos preferidos y el tipo de harina sin gluten que os guste más. Si utilizáis harina de arroz, mejor mezclarla con otra harina con más fuerza, como de maíz, etc.

Es delicioso con una taza de té, como tentempié en la escuela o en el trabajo. Y si lo cortáis a rebanadas, se puede congelar y descongelar fácilmente.

¡Para chuparse los dedos!

Ingredientes:
3 plátanos grandes maduros
50 gramos de nueces*
50 gramos de muesli
50 gramos de miel**
30 gramos de arándanos secos***
30 gramos de semillas de calabaza (opcional)
2 huevos
150 ml de yogur desnatado****
100 gramos de harina de alforjón (o trigo sarraceno)
2 cucharaditas de levadura en polvo
una pizca de sal

Preparación:
Precalentar el horno a 180º C grados.
Machacar los plátanos con un tenedor.
Mezclar en un bol los plátanos, las nueces, el muesli, los arándanos secos, las semillas de calabaza, la miel, los huevos batidos, el yogur y, si se quiere, la fruta seca.
En otro bol, mezclar la harina, la levadura y la sal e incorporar a la mezcla con los plátanos.
Engrasar con mantequilla el molde para horno. Si no es de silicona, conviene forrarlo con papel para horno.
Verte todo en el molde y aplanar.
Hornear durante 30-40 minutos. Si es necesario, cubrir con papel de aluminio para evitar que se dore demasiado la parte de arriba.

Notas:
*O bien nueces pecanas, nueces de macadamia, almendras, etc.
**O azúcar moreno, sirope de agave u otro tipo de endulzante natural.
***O pasas, copos de coco…
**** O requesón o cuajada.
Si os gusta, podéis reservar unas cuantas nueces para decorar la parte de arriba del pan antes de meterlo en el horno.

Alergenos:
frutos de cáscara
lactosa
huevo

Me inspiré en… Het hardloperskookboek.

Follow my blog with Bloglovin


2 comentarios

Risotto con champiñón de campo, queso manchego y Verdejo (sin gluten, sin huevo)

Nunca olvidaré la primera vez que prové el risotto. Fue, como no, en Italia, en la localidad de Faenza (cerca de Bolonia). Paseando por el centro, descubrimos una enoteca cerca de la Piazza della Libertà. Nos sentamos a la barra y vimos que servían un arroz cremoso con queso irresistible. Y pedimos dos raciones. Fue una verdadera delicia.

Y cuando descubrí que con el risotto, se trata de removerlo sin parar, me quité un peso de encima. Toda la vida oyendo:
-¡No, el arroz de la paella, no se te ocurra removerlo, ni mirarlo siquiera!

Aquí tenéis un risotto a la española, con queso manchego y vino Verdejo, en honor a la región de Castilla.

El calabacín es muy rico en fibra e hidratos de carbono, pero pobre en proteínas y grasas. Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, los huesos, dientes, músculos y el sistema nervioso.

marco_Risotto con champiñon de campo, queso manchego y Verdejo
Ingredientes:
½ pastilla de caldo de verduras
½ pastilla de caldo de champiñones
1 litro de agua
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
1 calabacín pequeño
250 gramos de champiñones de campo
200 gramos de arroz para risotto Arborio
un vasito de vino blanco Verdejo (unos 100 cl)
4-5 cucharadas queso Manchego rallado
40 gramos de mantequilla
sal, pimienta negra molida

ingredientes Risotto con champiñon de campo, queso manchego y Verdejo  vino mesta verdejo
Preparación:
En un cazo, poner a hervir el agua con las pastillas de caldo a fuego lento.
En una cazuela verter 3 cucharadas de aceite, agregar el calabacín lavado (sin pelar).y troceado a dados y los champiñones y rehogarlo todo unos 8-10 minutos. Reservar.
En la misma cazuela verter 2 cucharadas de aceite de oliva y pochar la cebolla picada con un poco de sal unos 4 –5 minutos.
Añadir el arroz y tostarlo a fuego medio unos 2 minutos hasta que adquiera brillo.
Verter el vino y remover dejando que se evapore el alcohol.
Ir añadiendo poco a poco el caldo de verduras hirviendo, seguir removiendo y dejar que absorba todo el caldo.
Cuando ya casi esté en su punto, unos 15 minutos después, apagar el fuego.
Salpimentar y añadir el queso parmesano rallado y la mantequilla.
Remover, apagar el fuego, tapar la cazuela y dejar reposar 2-3 minutos.
Este último paso es crucial para que el risotto quede cremoso.
Salpimentar al gusto y servir.

Alergenos:
lactosa

Notas:
La cantidad de verduras es orientativa. Podéis poner más o menos calabacín y champiñones.
El tiempo de cocción del risotto y la cantidad de caldo dependen del tipo de arroz.
A mi me encanta la combinación del queso Manchego y el vino Verdejo.
Si lo preferís, podéis utilizar queso parmesano y cualquier otro vino blanco seco.


Deja un comentario

Lasaña con ternera y corazones de alcachofa (sin gluten)

Lasagna con alcachofas marco
Ingredientes (para 6 personas):
250 gramos de láminas para lasaña sin gluten Schär
200 gramos de carne de ternera picada
60 gramos de mantequilla,
1/2 litro de bechamel
1/2 zanahoria
1 pimiento rojo
1/2 calabacín
1 bote pequeño de corazones de alcachofas en agua
1 cebolla pequeña
500 gramos de tomates pelados
100 gramos de queso parmesano rayado
sal y pimienta

Para la bechamel:
30 g de maizena
1/2 litro de leche
30 g de mantequilla
sal, pimienta

Preparación:
Bechamel:
Hervir la mitad de la leche con la mantequilla, mezclar la maizena con la otra mitad, después juntarlo todo.
Cocer durante 1-2 minutos, removiendo continuamente con una batidora.
Al final, sazonar con sal y pimienta.

Trinchar la cebolla, la zanahoria, y el jamón muy finos y sofreirlos con 30 g de mantequilla.
Después, añadir la carne picada y dejar que se dore.
Añadir los tomates pelados, la zanahoria, el pimiento rojo, el calabacín y sazonar con sal y pimienta fresca molida.
Tapar la cazuela y dejar cocer a fuego lento durante aproximadamente una hora.
Cocer las hojas de lasaña con abundante agua salada.
Cuando estén cocidas, pasarlas por agua fría, escurrirlas y extenderlas sobre un paño.
Untar con mantequilla el fondo de una bandeja, poner una capa de salsa, algunas cucharadas de bechamel y de
queso rayado. Continuar de esta manera en el centro una capa de alcachofas hasta terminar todos los ingredientes.
En la última capa, poner un poco de mantequilla.
Colocar la bandeja en horno pre-calentado y cocer entre 30 y 45 minutos, según la potencia del horno.

Nota:
Podéis sustituir los corazones de alcachofa por espárragos trigueros.