Mi cocina sana SIN gluten

recetas fáciles, sanas y deliciosas


Deja un comentario

Wraps de trigo sarraceno (sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin azúcar, sin levadura)

Después de una larga ausencia probando varias recetas (sin huevo, sin lactosa, etc. etc.) mi amiga Kelly me dio un consejo que vale millones. Y es que a menudo, la magia de una receta está en su sencillez: cuantos menos ingredientes, ¡mejor! Para prueba, un botón. Bueno, en este caso, un wrap con solo 3 ingredientes + una pizquita de sal. Cuesta creerlo, ¿verdad? Y lo que es fundamental para un wrap es poderlo enrollar para comerlo con los dedos, ¿verdad? Aquí lo tenéis, super elástico. 🙂 MARCO-boekweit wrap

¿Qué podemos poner dentro? Pues muchas cosas. Aquí va una versión muy sana y ligera: aguacate, queso de cabra y una loncha de jamón dulce. MARCO-boekweit wrap open Ingredientes (para 1 wrap): 20 gramos de harina de trigo sarraceno 2-3 cucharadas de agua templada 1 pizca de sal un poco de aceite de oliva Utensilios: bol cuchara espátula (de silicona) sartén antiadherente Preparación: Verter un poco de aceite en una sartén pequeña (antiadherente) y calentar a fuego lento. En un bol, añadir la harina de trigo sarraceno, verter el agua tibia poco a poco, cucharada a cucharada,  y remover bien hasta que no queden grumos. La consistencia debe ser como de una papilla, bastante cremosa. Verter la masa poco a poco en la sartén. Inmediatamente con la cuchara hacer movimientos giratorios para distribuir bien la masa y crear un wrap lo más redondo y fin posible. Cocer por ambos lados a fuego lento unos 2-3 minutos. Notas: La harina de trigo de sarraceno se puede sustituir por otros tipos de harina sin gluten. Es cuestión de ir jugando con la cantidad de agua en cada caso. Se pueden guardar unos días en la nevera en un recipiente hermético, y recalentar unos segundos en el microondas. Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Crackers de semillas de girasol (sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin levadura, sin azúcar)

Siguiendo con la búsqueda de crackers ricos, di con una receta, para mí sorprendente. ¿Por qué? Porque tiene como gran protagonista las semillas de girasol. No para decorar, sino como ingrediente principal. Son súper crujientes, ligeras, fáciles de preparar y se guardan en un bote hermético varios días.
marco-Crackers semillas girasol_con semillas
Las semillas de girasol ayudan a bajar los niveles tanto de colesterol alto como a los triglicéridos altos. Además son ricas en antioxidantes, tienen mucha fibra dietética, aportan saciedad y son muy depurativas.

Las semillas de chia, también llamadas superfoods, tienen omega 3, propiedades antioxidantes, son una gran fuente de proteínas, son ricas en fibra, y en vitaminas del grupo B. ADemás son buena fuente de calcio y hierro.

Ingredientes (para unos 24 crackers):
225 gramos de semillas de girasol finamente picadas
50 gramos de harina de trigo sarraceno
una cucharada sopera de maizena (o arrurruz, kuzu o fécula de patata)
2 cucharaditas de sirope de agave (o miel)
2 cucharaditas de semillas de chia (en un poco de agua)
2 cucharadas de coco rallado (o 1,5 cucharadita de cáscara de plantago molida)
2 cucharadas de aceite de girasol (o aceite de girasol, a temperatura ambiente)
un poco de agua caliente

Utensilios:
bol mezclador
espátula
papel de horno

Preparación:
Precalentar el horno a 1900 C y cubrir una bandeja de horno con papel antiadherente.
Triturar las semillas de girasol e incorporar en un bol.
Luego añadir los demás ingrediente, excepto el agua, y mezclar bien.
Añadir el agua caliente muy poco a poco y remover bien (¡con cuidado de no añadir demasiado!)
Amasar hasta formar una bola.
Hacer bolitas con la masa y colocarlas sobre la bandeja.
Aplastar las bolas con la ayuda de un plato, vaso etc. hasta formar crackers más o menos delgados y redondos.
Untarlos con un poco de aceite de girasol.
Hornear unos 20, hasta que estén un poco dorados, según la potencia del horno.
Echar un vistazo de vez en cuando.
Cuando estén listos, dejar enfriar bien.
marco-Crackers semillas girasol_con aguacate mozzarella
Los podéis preparar de mil maneras, como esta por ejemplo: aguacate, mozzarella de buffala, aceite de oliva, sal y pimienta (según vuestras alergias, claro).

Me inspiré en… los zonnebloempittenbuiscuits de Monique van der Vloed

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Tortitas con frambuesa (sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin levadura sin azúcar)

marco-Tortitas frambuesa_plato
Ingredientes (para unas 6 tortitas, 1-2 personas):
50 gramos de harina de trigo sarraceno
1/2 cucharadita de impulsor químico (o levadura para postres)
1 plátano (unos 100 gramos)
100 ml de leche de coco (no azucarada)
75 ml de leche de almendras (no azucarada)
1 cucharadita de aceite de arroz (o de girasol) y un poco más para freír las tortitas
100 gramos de frambuesas congeladas
1/2 de cucharadita de sirope de agave (opcional)
una pizca de sal
una pizca de canela

1 cucharadita = 5 gramos
1 cucharadada = 15 gramos

Utensilios:
cazo
espátula
bol mezclador
sartén

Preparación:
En el bol añade la harina de trigo sarraceno, la leche, la sal y la canela y mezcla bien los ingredientes. La masa debe ser un poco espesa.
Si está demasiado espesa, añadir un poco más de leche.
Cortar las frambuesas a trocitos y calentarlas en un cazo con un poquito de agua.
marco-Tortitas frambuesa_cazo frambuesas.
Calentarlas a fuego lento. Entretanto, calentar una sartén con un poco de aceite y echar una cucharada de masa, hasta formar la tortita.
Se pueden freír varias tortitas a la vez, según el tamaño de la sartén.
Darles la vuelta cuando los bordes estén secos y freír unos minutos por el otro lado.
Sacar de la sartén cuando estén listas y repetir el proceso hasta terminar la masa.
Cuando las frambuesas estén calientes y se haya secado el agua, apagar la sartén.
Verter sobre las tortitas.

Notas:
También se pueden usar frambuesas frescas.

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Crumpets (sin gluten, sin huevo)

En busca de inspiración para un desayuno especial para Navidad, vi esta receta y me encantó. Los crumpets son una mezcla entre un panecillo plano y una tortita. A diferencia de las tortitas, no llevan huevo, un alergeno menos.

Gracias al gasificante, quedan muy esponjosos y són fáciles de preparar. Ya he comprobado que a los peques les encanta ayudar a prepararlos. Al sacar el aro y darles la vuelta, quedan asombrados y están impacientes para darles un mordisco. “Noooo, espeeeera, que todavía queman”.

Se pueden combinar con algo salado (salmón y queso para untar) o con algo dulce (mermelada, pasta de chocolate). Las posibilides son infinitas.

Si lo preferís, se pueden comer como tentempié o como entrante.
Marco_Crumpets_plato
Ingredientes (para unos 16 crumpets):
580 ml de leche
360 gramos de harina mix C Schär
2 c/c de levadura seca
1 c/c de azúcar
1 c/c de sal
1 c/c de gasificante
aceite de girasol

c/c: cucharada de café (5 gramos)
c/s: cucharada sopera (15 gramos)

Utensilios:
cazo
espátula
bol mezclador
aros de aluminio
sartén

Preparación:
Calienta la leche en un cazo hasta que esté tibia.
Para la masa, mezcla en el bol la harina, la levadura, el azúcar, la sal y el gasificante y luego añade la leche poco a poco mezclándolo todo bien.
Deja reposar la masa unos 25 minutos en el bol tapado con film transparente.
Caliente un chorrito de aceite y un poco de mantequilla en la sartén y luego coloca los aros.
Llena cada aro con la masa hasta llegar a la mitad. Cuécelos a fuego lento unos 6 minutos (hasta que aparezcan burbujas).
Marco-Crumpets_anillo sarten
Retira con cuidado los aros, da la vuelta a los crumpets y luego cuécelos otros 4 minutos.
Marco-Crumpets_sarten 3
Repite el proceso hasta usar toda la masa.

Notas:
Puedes usar otro tipo de mezcla de harina, como maíz con arroz, etc.

Me inspiré en… los Ontbijtcrumpets de 24kitchen.

Sigue mi blog en Bloglovin


1 comentario

Pan multicereales (sin gluten, sin lactosa, sin huevo)

El pasado 16 de octubre fue el Día Mundial del Pan. Desde la iniciativa Acción Celíaca en Facebook, muchísimas personas contribuyeron para hacer más visible la celiaquía y enviaron montones de ricas recetas de pan sin gluten.

Desde ese día, me animé a hacer mi propio pan sin gluten. Y es que, ¿qué mejor saber disfrutar del pan recié hecho, con ingredientes naturales?

Hice la prueba con una mezcla panificable del supermercado Albert Heijn para ir sobre seguro, y con los consejos de Glutoniana (añadir más agua a la masa para que no se seque, dejar levar más tiempo para que suba más, etc), aquí tenéis el resultado.
marco-GV Brood Albert Heijn - gesneden
Y con este pan tan rico, me comí un mixto de jamón y queso, con jalapeño… ¡delicioso!
marco-GV Brood Albert Heijn - bikini
Si alguna vez venís a Holanda, ya sabéis dónde encontrar esta mezcla Meergranen Glutenvrije Broodmix. Hay supermercados de esta cadena en todas las ciudades y pueblos.

Ingredientes de la mezcla (contenido 500 gramos):
harina de patata, harina de arroz, salvado de arroz, harina de maíz, 8,5% de harina de trigo sarraceno, 4% de sémola de trigo sarraceno, trigo sarraceno en grano, semillas de linaza, semillas de girasol, sal, espesante  (goma guar)

Utensilios:
batidora
papel de horno
molde

Preparación:
Precalentar el horno a 400 C.
Verter la mezcla en un bol. Añadir 7 gramos de levadura seca, 400 ml de agua tibia y 50 ml de aceite de girasol y mezclar bien con la batidora.
Marco- GV Brood Albert Heijn - amasar
Amasar hasta formar una bola.
marco-GV Brood Albert Heijn - masa bola
Introducirla en el molde para el horno.
Poner la masa durante 90 minutos en el horno para que leve.
Sacar la masa del horno.
Calentar el horno a 2500 C durante unos 10 minutos, bajar la temperatura a 2000 C y entonces meter la masa para hornearla durante 60 minutos, hasta que la corteza esté dorada.
Dejar enfríar sobre una rejilla.

Notas:
Se pueden añadir más semillas, al gusto.
Si cortáis el pan a rebanadas, se pueden congelar y descongelar muy fácilmente.

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Quinoa con canela y miel (sin gluten)

Esta mañana me apetecía un desayuno diferente, ligero que me diera energía. Así que me he preparado un cuenco de quinoa con canela y nueces, riquísimo. Sorprende que, después de cocerla, quede tan crujiente y sabrosa.

Se suele decir que la quinoa es un cereal, pero es un pseudocereal (una planta que produce semillas de un valor nutritivo y un uso similar al de los cereales comunes).
Es de fácil digestión, tiene un alto contenido en proteínas (más que el maíz), es rica en aminoácidos (lisina, importante para el correcto desarrollo cerebral), arginina e histidina, básicos para el crecimiento durante la infancia, su índice glucémico es muy bajo, no aumenta los niveles de azúcar en sangre después de tomarla (muy apropiada para diabéticos en cantidades moderadas), … ¡y la lista sigue!

Para el desayuno o como tentempié ligero
marco-Quinoa con canela
Ingredientes:
40 gramos de quinoa blanca (o negra, roja)
60 ml de agua
1 ramita de canela
100 ml de leche (aprox.)
1 cucharada de miel
20 gramos de nueces partidas

marco-Quinoa con canela_ingredientes
Utensilios:
cazo
colador

Preparación:
Lavar la quinoa en un bol con agua, frotando los granos y luego colarla. Repetir varias veces hasta que el agua salga clara.
Colar en un colador grande de malla fina.
Echar la quinoa y la ramita de canela y el agua en un cazo mediano, y llevar a ebullición. Bajar a fuego lento, tapar y cocer hasta que la quina haya absorbido toda el agua y esté tierna, unos 20 minutos.
Retirar el caso del fuego y dejar reposar la quinoa, tapada, unos 5 minutos. Remover con un tenedor y mantener caliente. Quitar la ramita de canela.
Echar la quinoa en un cuenco, las nueces partidas por encima, endulzar con el sirope de agave y añadir la leche.

Notas:
La quinoa permanece caliente unos 15-20 minutos si la dejáis tapada en el cazo sobre el fuego (pero apagado).
Incluso si el envase de quinoa dice que está prelavada, es recomendable lavarla siempre.
Las ramitas de canela se pueden lavar, secar y volver a utilizar.
En lugar de nueces, podéis utilizar almendras tostadas, nueces pecanas…
Podéis sustituir la miel por sirope de agave.

Me inspiré en… epicurious.com

Sigue mi blog en Bloglovin


Deja un comentario

Crackers con sésamo (sin gluten, sin huevo, sin lactosa)

Me levanto, miro en la despensa y pienso… ¡no puede ser! Me he quedado sin pan, sin tostadas, sin crackers sin gluten. Y pienso… ha llegado la hora de prepararlos yo misma. Por suerte, tengo harina y me quedan semillas de cuando preparé el pan de plátano, así que hoy no hay excusa.

Las semillas de sésamo tienen un gran aporte de calcio y hierro y beneficiosos ácidos grasos poliinsaturados. Las semillas de calabaza son ricas en vitaminas del grupo B y selenio. Y las de girasol tienen fibra y alto contenido en potasio, fósforo, magnesio y calcio, y en ácido fólico.
marco_crackers sesamo_despues
Ingredientes (para unos 12 crackers):
20 gramos de semillas de calabaza
20 gramos de semillas de sésamo
20 gramos de semillas de girasol
120 ml de agua tibia
3 cucharadas de aceite de girasol
100 gramos de harina de alforjón
60 gramos de harina Schär mix B
una pizca de sal
cucharada de levadura seca
una pizca de sal

Utensilios:
trituradora
papel de horno

Preparación:
Precalentar el horno a  1700 C.
Triturar las semillas de calabaza, sésamo y girasol (reservando una parte para espolvorear los crackers al final).
Añadir el agua tibia poco a poco con el aceite y remover bien.
Añadir la harina de alforjón y la harina de Schär, junto con la levadura seca, y remover bien todos estos ingredientes.
Amasar hasta formar una bola.
Sobre una hoja de papel de horno, extender la masa, cortar en 12 trozos (aprox.).
Untarlos con un poco de aceite de girasol, espolvorear las semillas de sésamo y presionar los crackers para que se peguen bien las semillas.
Colocar los crackers sobre el papel en una bandeja para horno.
Hornear unos 20-25, hasta que estén un poco dorados.

Notas:
Podéis usar otras semillas, como de cáñamo o de linaza.
La harina de alforjón se puede sustituir por otra harina con cierta consistencia, como de maíz.

Me inspiré en… el libro Powerfood de Rens Kroes

Sigue mi blog en Bloglovin