Mi cocina sana SIN gluten

recetas fáciles, sanas y deliciosas


Deja un comentario

Wraps de trigo sarraceno (sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin azúcar, sin levadura)

Después de una larga ausencia probando varias recetas (sin huevo, sin lactosa, etc. etc.) mi amiga Kelly me dio un consejo que vale millones. Y es que a menudo, la magia de una receta está en su sencillez: cuantos menos ingredientes, ¡mejor! Para prueba, un botón. Bueno, en este caso, un wrap con solo 3 ingredientes + una pizquita de sal. Cuesta creerlo, ¿verdad? Y lo que es fundamental para un wrap es poderlo enrollar para comerlo con los dedos, ¿verdad? Aquí lo tenéis, super elástico. 🙂 MARCO-boekweit wrap

¿Qué podemos poner dentro? Pues muchas cosas. Aquí va una versión muy sana y ligera: aguacate, queso de cabra y una loncha de jamón dulce. MARCO-boekweit wrap open Ingredientes (para 1 wrap): 20 gramos de harina de trigo sarraceno 2-3 cucharadas de agua templada 1 pizca de sal un poco de aceite de oliva Utensilios: bol cuchara espátula (de silicona) sartén antiadherente Preparación: Verter un poco de aceite en una sartén pequeña (antiadherente) y calentar a fuego lento. En un bol, añadir la harina de trigo sarraceno, verter el agua tibia poco a poco, cucharada a cucharada,  y remover bien hasta que no queden grumos. La consistencia debe ser como de una papilla, bastante cremosa. Verter la masa poco a poco en la sartén. Inmediatamente con la cuchara hacer movimientos giratorios para distribuir bien la masa y crear un wrap lo más redondo y fin posible. Cocer por ambos lados a fuego lento unos 2-3 minutos. Notas: La harina de trigo de sarraceno se puede sustituir por otros tipos de harina sin gluten. Es cuestión de ir jugando con la cantidad de agua en cada caso. Se pueden guardar unos días en la nevera en un recipiente hermético, y recalentar unos segundos en el microondas. Sigue mi blog en Bloglovin

Anuncios


Deja un comentario

Sopa de coliflor asada con puerro (sin gluten, sin huevo)

Con el otoño llega la coliflor. La había comido asada en el horno con bechamel y queso por encima. Pero buscando recetas de otoño, encontré esta de sopa y me gustó. Se empieza cortándola a rodajas, se mete en el horno y… al cabo de unos 30 minutos, ya está lista, humeante, para entrar en calor.

La coliflor es una verdura baja en grasa y en calorías y alta en fibra y nutrientes. Es rica en vitamina C (acción antioxidante), beneficiosa para la vista, piel, oído y aparato respiratorio. También puede ayudar reducir los síntomas del resfriado y a combatir enfermedades como el estreñimiento y el hipertiroidismo. Se recomienda durante la menopausia ya que la vitamina C ayuda a reducir los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

Tiene un alto contenido en vitamina K, que estimula la correcta coagulación de la sangre y es beneficiosa para el metabolismo de los huesos.
marco-Sopa de coliflor_plato
Ingredientes:
1 coliflor entera, a rodajas, incluido el centro
3 cucharadas de mantequilla sin sal
1 cucharada de aceite de oliva virgen
½ cebolla amarilla, a dados
1 puerro, a dados
½ cucharadita de ajo, picado
2 ramitas de apio, a dados
1 cucharadita de sal
1 taza de caldo de pollo
2-3 tazas de agua
1 cucharadita de queso parmesano
2 cucharaditas de crema de leche
marco-Sopa de coliflor_horno
Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Colocar las rodajas de coliflor en una bandeja de horno forrada con papel y asar hasta que queden tiernas, entre 20-25 minutos, dependiendo del grosor.
Calentar la mantequilla y el aceite en una cazuela grande.
Dorar la cebolla, el puerro, el ajo y el apio hasta que quede todo tierno y aromático y añadir la sal.
Añadir la col asada y remover bien hasta que quede cubierta con la mezcla de cebollas. Cocer otros 2 minutos.
Verter el caldo y el agua. Llevar a ebullición y cocer a fuego lento entre 5-10 minutos.
Triturar hasta que quede una sopa suave.
Verter de nuevo en la cazuela y cocer unos minutos a fuego lento.
Añadir el queso parmesano y la crema de leche.
Lista para servir.

Alergenos:
lactosa
apio

Utensilios:
bandeja de horno
papel de horno
cazuela
batidora

Notas:
Si os gusta la sopa de consistencia más fina, la podéis pasar colador.

Me inspiré en… FOOD 52.

Sigue mi blog en Bloglovin


2 comentarios

Risotto con champiñón de campo, queso manchego y Verdejo (sin gluten, sin huevo)

Nunca olvidaré la primera vez que prové el risotto. Fue, como no, en Italia, en la localidad de Faenza (cerca de Bolonia). Paseando por el centro, descubrimos una enoteca cerca de la Piazza della Libertà. Nos sentamos a la barra y vimos que servían un arroz cremoso con queso irresistible. Y pedimos dos raciones. Fue una verdadera delicia.

Y cuando descubrí que con el risotto, se trata de removerlo sin parar, me quité un peso de encima. Toda la vida oyendo:
-¡No, el arroz de la paella, no se te ocurra removerlo, ni mirarlo siquiera!

Aquí tenéis un risotto a la española, con queso manchego y vino Verdejo, en honor a la región de Castilla.

El calabacín es muy rico en fibra e hidratos de carbono, pero pobre en proteínas y grasas. Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, los huesos, dientes, músculos y el sistema nervioso.

marco_Risotto con champiñon de campo, queso manchego y Verdejo
Ingredientes:
½ pastilla de caldo de verduras
½ pastilla de caldo de champiñones
1 litro de agua
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
1 calabacín pequeño
250 gramos de champiñones de campo
200 gramos de arroz para risotto Arborio
un vasito de vino blanco Verdejo (unos 100 cl)
4-5 cucharadas queso Manchego rallado
40 gramos de mantequilla
sal, pimienta negra molida

ingredientes Risotto con champiñon de campo, queso manchego y Verdejo  vino mesta verdejo
Preparación:
En un cazo, poner a hervir el agua con las pastillas de caldo a fuego lento.
En una cazuela verter 3 cucharadas de aceite, agregar el calabacín lavado (sin pelar).y troceado a dados y los champiñones y rehogarlo todo unos 8-10 minutos. Reservar.
En la misma cazuela verter 2 cucharadas de aceite de oliva y pochar la cebolla picada con un poco de sal unos 4 –5 minutos.
Añadir el arroz y tostarlo a fuego medio unos 2 minutos hasta que adquiera brillo.
Verter el vino y remover dejando que se evapore el alcohol.
Ir añadiendo poco a poco el caldo de verduras hirviendo, seguir removiendo y dejar que absorba todo el caldo.
Cuando ya casi esté en su punto, unos 15 minutos después, apagar el fuego.
Salpimentar y añadir el queso parmesano rallado y la mantequilla.
Remover, apagar el fuego, tapar la cazuela y dejar reposar 2-3 minutos.
Este último paso es crucial para que el risotto quede cremoso.
Salpimentar al gusto y servir.

Alergenos:
lactosa

Notas:
La cantidad de verduras es orientativa. Podéis poner más o menos calabacín y champiñones.
El tiempo de cocción del risotto y la cantidad de caldo dependen del tipo de arroz.
A mi me encanta la combinación del queso Manchego y el vino Verdejo.
Si lo preferís, podéis utilizar queso parmesano y cualquier otro vino blanco seco.


Deja un comentario

Pastel de puerros y tomates cherry (sin gluten)

Pastel de puerros y tomates

Un pastel muy sencillo y sano con ingredientes que siempre se suelen tener en la nevera. De sabor suave, con queso gratinado y dulces tomates cherry.

Ingredientes (4 personas):

10 rebanadas de pan sin gluten (blanco o con cereales)
mantequilla, para el molde
2 cucharadas soperas aceite de oliva
200 gramos de puerro, picado (peso neto)
1 diente de ajo, prensado
2 huevos grandes
50 ml nata para cocinar
50 gramos de queso (semicurado) cortado a dados
8 tomates cherry, cortados a rodajas
2 cucharadas de orégano, picado
sal y pimienta

Preparación:

Forrar el molde con papel para horno.
Untarlo ligeramente de mantequilla y cubrir el fondo y los lados con las rebanadas de pan, presionando bien.
Sofréir el puerro en una sartén con 1 cucharada de aceite, junto al ajo y 1 cucharadita de orégano, durante 2 minutos.
Batir los huevos con la nata y luego añadir los puerros y mezclar bien. Salpimentar y verter sobre el pan.
Repartir el queso, los tomates cherry, el resto del orégano y el aceite.
Hornear a 200 grados durante 25 minutos (según el horno), hasta que esté hecho y ligeramente dorado. Servir inmediatamente.

Consejos:
La cantidad de rebanadas de pan depende de las medidas del molde que uséis. Yo utilicé una bandeja rectangular de cristal. Creo que cualquier tipo sirve, siempre que lo forréis con papel para el horno para poder sacarlo cuando esté listo y cubráis bien el fondo con el pan.

IMPORTANTE: comprobad siempre que todos los ingredientes que utilizáis son sin gluten. En caso de duda, no utilizar o buscar un sustituto.

Adaptada de… L’Exquisit.